lunes, 28 de septiembre de 2009

Hábitats de Chile: Matorral y Bosque esclerófilo

Esta región –que contiene la mayor densidad poblacional del país y la mayor concentración de actividad agrícola, lo que ha determinado un alto grado de alteración de la vegetación natural–, se extiende a través de la zona central de Chile. En ella se dan las típicas condiciones de clima mediterráneo, esto es, inviernos fríos y lluviosos y veranos cálidos y secos.

Aquí, la diversidad vegetal es alta, con variadas formas de vida como cactus, arbustos bajos, arbustos espinosos y árboles. El predominio de alguno de estos elementos permite diferenciar tres tipos de hábitat vegetal, los que comparten un patrón de fauna común representado por mamíferos como el zorro culpeo, el quique, el cururo y el degú; y aves como el zorzal, el chincol, la diuca, el jilguero, la tenca, el chirihue, el tordo, la loica, el queltehue, la lechuza y el chuncho.


Matorral estepario: Son aquellos sectores que presentan precipitaciones bajas e irregulares, además de una intensa presión de pastoreo y extracción de leña, que les han conferido una fisonomía de matorral con arbustos dispersos y una densa estrata de hierbas anuales. Entre las especies de flora que es posible encontrar están la alcaparra, la chamiza, el rumpiato, el incienso, el huañil, el chagual, el guayacán, el alfilerillo, el llantén, el litre, el colliguay y el quisco.

Matorral y bosque espinoso: Son áreas que se presentan muy alteradas por las actividades humanas, donde la forma de vida predominante la constituyen los arbustos espinosos, a menudo caducifolios de verano. Las especies de flora más representativas son el espino, el algarrobo, el litre, el maitén, el romerillo y diversas especies de cactus.

Bosque esclerófilo: Se extiende por las laderas de ambas cordilleras (Andes-de la Costa), y es un paisaje vegetal dominado por arbustos latos y árboles como el peumo, el molle, el litre, el boldo, el quillay, el maqui, la quila, el colliguay y el quilo. En algunos sectores de los valles costeros encontramos la palma chilena, y en sectores húmedos –como los fondos de quebradas– la patagua, el belloto, el lingue y el canelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada